RÉCORD OLÍMPICO EN LA TAE DE UN PRÉSTAMO


Una entidad financiera británica, imbuida quizás por el espíritu olímpico de los recientes Juegos de Londres, ha lanzado un producto que ha roto todos los registros precedentes. Se trata de un préstamo cuya TAE (1)  constituye un récord imbatible: 405,3%.

La nueva marca ha pulverizado el clásico, y ahora irrisorio, 99,25% TAE de Gary Coleman

Para más inri, la compañía tiene los #!%@ de incluir una nota (**) explicando que como son tan comprensivos y están aquí para ayudar, si alguien se demora unos días en el pago no le aplicarán ningún recargo. El broche de oro lo pone un absurdo programa de bonificaciones que premia a aquellos que paguen puntualmente, que intuyo no deben ser muchos. 

Entre operaciones de este tipo, moneda corriente en el Reino Unido, y escándalos como el de la manipulación del LIBOR por parte de Barclays y compañía, cobra fuerza la hipótesis de que cuando el pillaje en el océano atlántico dejó de ser lucrativo, los piratas volvieron a tierra firme y se instalaron todos juntos en la City.

Más allá de la anécdota, de lo más cómica, si no fuera por el daño que acaban provocando en muchas familias, podemos extraer dos conclusiones:

La primera, poco halagüeña para España, surge de observar como en el Reino Unido una parte creciente de su población está quedando excluida de la banca tradicional, y por consiguiente a merced de la usura para cubrir sus necesidades financieras. Como es bien sabido ese país contaba con una amplia red de Cajas de Ahorros hasta que el gobierno de Margaret Thatcher acabó con ellas. La historia resulta bastante familiar…

Y la segunda conclusión, más cotidiana, es que antes de realizar cualquier operación financiera, préstamo o depósito, en lo primero que hay que fijarse es en la TAE. Por muy irresistible que sea el juego de sartenes que nos regalen (por cierto, dicen que en el banco malo las darán agujereadas), la TAE siempre por delante. Por regla general los depósitos regalo (con rendimiento en especie) acostumbran a ser poco interesantes. Y en los préstamos igual; en ocasiones cuotas mensuales aparentemente bajas enmascaran tipos de interés abusivos. Aquí el truco radica en plazos de retorno eternos, como el típico robot de cocina a pagar en 5 años que te acaba costando más que si fuera el propio Asimo de Honda.



(1) Aunque el lector de este blog dispone de una holgada cultura financiera y no lo requiera, a modo de repaso se adjunta una breve explicación del concepto de la TAE.

La TAE (Tasa Anual Equivalente) o APR (por sus siglas en inglés) es un cálculo que homogeneíza cualquier operación financiera transformándola en una operación a 12 meses con un único pago e incorporando las comisiones dentro de los intereses. 

Desde 1990 en España la TAE es de obligada difusión por parte de las entidades financieras en la publicidad de sus productos, y permite comparar operaciones con distintos plazos (de vencimiento y de abono de intereses), tipos de interés y comisiones. De esta manera se previenen posibles prácticas de publicidad engañosa. 

Sin embargo, la TAE también tiene limitaciones:

  • Para operaciones a menos de 1 año, se presupone que desde la fecha de vencimiento hasta completar el año se puede repetir la operación con las mismas condiciones. También se presupone que los intereses recibidos a lo largo del año se reinvierten al mismo tipo. 
  • En operaciones variables (hipotecas referenciadas al Euribor o depósitos estructurados) la TAE pierde efectividad.

2 comentarios:

  1. Bravo! Lo triste es que la fuerte reduccion de entidades financieras lograra que 'negociar' sea un eufemismo más; la pregunta clave ya no sera:" a que interés me darían un préstamo?" sinó solo la parte final de la misma:"me darían un prestamo?" el interés ahí lo pondra el cliente :-)

    ResponderEliminar
  2. Make your life easier with loan store, here i get unemployed loans with no guarantor option as well as without any chareges.

    ResponderEliminar